Consejos para nuestro rincón de trabajo en casa

Si hay un espacio que cuidamos especialmente en nuestro hogar, éste es el estudio o rincón de trabajo. Valoramos especialmente que sea cómodo, que tenga luz y que nos permita aislarnos del entorno para mejorar nuestra concentración. Por este motivo, si el espacio nos lo permite, siempre será más recomendable disponer de una habitación adicional para ello. A partir de aquí, ¿cuáles son los principales tips a tener en cuenta? Aquí os dejamos algunos de ellos que siguen los patrones del Feng Shui. EstudiodetrabajoencasaIluminación: debemos tener presente la cantidad de luz en nuestra zona de trabajo. ¿Ideal? la entrada de luz natural. En su defecto, deberemos disponer de suficientes puntos de luz como para poder trabajar sin complicaciones. Para espacios con poca luz, es recomendable tener como mínimo 2 puntos de luz: uno focal (a modo de lámpara de escritorio) y otro de techo (para una iluminación general).

Mesa de trabajo y silla: el Feng Shui recomienda el uso de muebles de madera natural para favorecer el flujo natural de la energía o de cristal para ayudar a trabajar con rapidez. Además de tonalidades claras y diseños rectos. Esta mesa deber ser amplia, ordenada y con los elementos indispensables. En nuestro caso (tal como se muestra en la imagen superior de este post) elegimos el modelo Mickeen color madera natural de Ikea. Este modelo incluye doble almacenaje: un cajón vertical situado en la parte izquierda que alberga la torre del ordenador, y uno horizontal justo en el hueco de la silla para nuestros básicos. Otro de los elementos indispensables es la silla. En nuestro caso escogimos la silla Malkom también de Ikea. De la silla debemos tener en cuenta: que seamoldeable a nuestro cuerpo, que nos permita colocar en un grado de 90º respecto a la mesa del escritorio y que cuide de nuestras cervicales. El de Ikea, es perfecto.   

Almacenaje: Es un básico para la organización de nuestros materiales o documentos. Podemos contar con estanterías, archivadores, armarios o simplemente muebles de almacén. En nuestro caso elegimos el modelo Alex de Ikea en color blanco. La altura y fondo del mueble se asemeja a nuestro escritorio, lo que permite colocarlo cerca y tener todo lo necesario a nuestro alcance. Además, la parte superior permite actuar como una ampliación del escritorio, y es aquí dónde hemos colocado la impresora.

Por último, siempre es recomendable disponer de un pequeño rincón para la relajación. De esta manera, elegimos un sofá o sillón de descanso (en nuestro caso se trata del sofá modelo Karlstad de Ikea) y una televisión con su correspondiente mueble. ¡Y no olvidéis las plantas! El Feng shui también nos las recomienda 🙂

¿Qué os parece nuestro estudio? Aquí os muestro algunos otros ejemplos que me han encantado para espacios pequeños y muy prácticos y que tienen en cuenta la mayoría de TIPS que aquí os he presentado:lugar-de-trabajo-en-casa-decoraciónhomeworking_02 (1)85bdaf1c463f7d69f3778197151fe924

 

Anuncios

Nuestro panel japonés… ¡acabado!

Hace unas semanas os hablamos de cómo íbamos a diseñar una de las estrellas de nuestro piso (después, claro del espectacular pasillo). Os explicamos como iba a ser nuestro panel japonés. La idea la tuvo mi novio, un apasionado de la cultura oriental, quién habló de esta posibilidad a la hora de dar luz a un espacio, aparentemente oscuro y pequeño. ¡Y éste es el resultado!

Panel japones acabado

Panel japones acabado

Descripción: se trata de un panel japonés (o shoji) elaborado por un carpintero. Se combina por un panel fijo y una puerta corredera que se desplaza hacia la izquierda por un raíl exterior (en la misma línea que las puertas correderas de otros espacios que tienen acceso por el pasillo). Consta de 4 líneas de vidrio translúcido, dividido en cuadrantes que se distribuyen en dos amplias columnas. La maneta/pomo elegido para esta puerta es la misma que las otras dos manetas del pasillo: alargada y en mate. Finalmente, el color definitivo escogido para este panel fue el color camel. Aunque en un principio pensamos en el blanco, creímos que le podíamos dar un mayor protagonismo con un choque de color, que además sorprendiera en el pasillo y rompiera con las tonalidades de gris y blanco. Un espacio diferente, cálido y acogedor.

¿Qué os ha parecido?